O surdato ‘nammurato, de Aniello Califano y Enrico Cannio

World War II French postcard

Un soldado enamorado

La canción popular napolitana no tiene en España la fama que se merece. Exceptuemos paparamericano, una versión electrónica cutrona que ha hecho las delicias del pachangueo a costa de la versión original, una auténtica e inolvidable maravilla. De modo que vamos a hacer una breve introducción en la canción napolitana recordando esa versión inicial, divertida e irónica. Tu vo’ fa l’americano traducida (o entendida, que tanto da) habla sobre las falsas costumbres de la primera generación de emigrantes italianos (meridionales) intentando hacerse a los modos de los estadounidenses. La traducción la dejamos como promesa para otro día (si queréis que sea pronto, no tenéis más que dejar algún comentario al respecto).

Se puede decir que esta es la única canción napolitana, junto con “O sole mio”, que se conoce de forma generalizada. Ahora bien, la verdad es que poca gente sabe que se trata de canciones napolitanas. Yo mismo no lo tenía claro sobre la segunda hasta que me documenté para esta entrada, y cursé mi educación preuniversitaria de forma íntegra en el Liceo italiano de Madrid. Ah, y tuve dos o tres profesores napolitanos. De ahí que adore el acento.

Pues bien, hay una canción muy poco conocida en el extranjero, pero que todo napolitano conoce y canta con frecuencia y fervor. Para ir familiarizándoos con ella podéis ver los siguientes vídeos.

Bien, vamos deslizándonos por los cenagosos terrenos de la historia del ridículo con Dieguito, adelante:

Y para escarnio del pobre Cavani, que el chaval nos ha salido timidín…

Conclusión: la canción se ha convertido en un himno futbolístico, en la melodía y el coro de toda la ciudad de Nápoles (que sólo tiene un equipo, no hay derbi en Nápoles, pese a ser la ciudad más poblada en todo el sur de Italia). Sin embargo, el motivo de la canción es muy distinto: se trata del canto nostálgico de un soldado italiano durante la Primera Guerra Mundial. El canto de un soldado enamorado que añora a su amada y la evoca en la distancia.

La alegría no solo se expresa en el estadio y entre futbolistas; también a lo Julio Iglesias (lo digo más por el público que por el intérprete) de la mano de Massimo Ranieri:

Lo bonito y curioso es que, pese a representar una situación donde debería predominar la tristeza, esta canción napolitana se eleva por encima de las circunstancias y exalta la alegría con toda despreocupación. Os dejo la letra en napolitano y una traducción en prosa, como si se tratara de una carta efectivamente escrita dentro de una trinchera a la chica que espera el final de la guerra en alguna calle del Vomero. La traducción va en prosa por dos motivos. En primer lugar, porque a mi endeble voz no le da para notas tan agudas. En segundo lugar, porque la canción es bastante cursi, y lo bonito está más en la expresividad, en ese estallido de amor desenfrenado (recordad, supuestamente en medio de una trinchera durante la Primera Guerra Mundial) que no en las galanterías romanticonas que efectivamente dice. Que sí, que el amor es eterno y blablabá, y en buena parte estoy colgando esta entrada ahora para restablecer el equilibrio universal tras la entrada anterior, que era antivalentinista y antirromántica. Pero traducir con seriedad “voy a besarte esa carita tan linda” creo que tendría el mágico efecto de convertirme en un guionista de telenovela o (si tengo suerte) en letrista de pachangaza latina.

O surdato ‘nammurato (original)

Staje luntana da stu core,
a te volo cu ‘o penziero:
niente voglio e niente spero
ca tenerte sempe a fianco a me!
Si’ sicura ‘e chist’ammore
comm’i’ só’ sicuro ‘e te…
Oje vita, oje vita mia…
oje core ‘e chistu core…
si’ stata ‘o primmo ammore…
e ‘o primmo e ll’ùrdemo sarraje pe’ me!

Quanta notte nun te veco,
nun te sento ‘int’a sti bbracce,
nun te vaso chesta faccia,
nun t’astregno forte ‘mbraccio a me?!
Ma, scetánnome ‘a sti suonne,
mme faje chiagnere pe’ te…
Oje vita…
Scrive sempe e sta’ cuntenta:
io nun penzo che a te sola…
Nu penziero mme cunzola,
ca tu pienze sulamente a me…
‘A cchiù bella ‘e tutt”e bbelle,
nun è maje cchiù bella ‘e te!
Oje vita…

El soldado enamorado (traducción libre en prosa de “O surdato nammurato”)

Querida:

Tu cuerpo, tu cara, tu figura se encuentran tan lejos de donde ahora descansa mi corazón… y aunque me encuentre helado en esta trinchera, a cada momento mi pensamiento se eleva, escapa y vuela hacia ti. Sí, vuelo hacia ti con mi pensamiento. ¡No quiero nada! ¡No espero ninguna otra cosa que tenerte siempre a mi lado! No tengo ninguna duda, mi amor. Pese a la distancia, a la guerra, a lo sucio que está todo esto, pese a las balas que silban por aquí, puedes estar tan segura de este amor como yo confío en ti, (te veo como en nuestra despedida, o más bien en casa, tranquila, esperando). Vida, mi vida, corazón de mi corazón, tú has sido mi primer amor, pero sé que además del primero serás el último.

¿Cuántas noches pasan sin que te vea, sin que te sienta entre mis brazos ni te pueda besar tu linda cara, sin que te estreche en el más fuerte de los abrazos? Pero tan fuerte es mi voluntad que sueño con todas estas cosas, y al despertarme me deshago en lágrimas. Ay mi vida, ay vida mía, recuerda que eres el corazón de mi corazón, mi primer amor, y que serás también y siempre el último.

No dejes de escribirme, tienes que mantener la alegría, debes estar contenta pese a todo, porque yo solamente pienso en ti, en nada más. Y si hay un pensamiento que me consuela, es que tú también pienses en mí, y solo en mí.  Amor mío, la más bonita de las muchachas jamás será tan bonita como tú. No puedo cansar de escribírtelo, igual que no dejo de decírmelo a mí mismo cuando el frío de las noches me cala hasta los huesos: ella es el corazón de mi corazón, es vida, es mi vida. Es mi primer amor, y seguirá siéndolo, será el único y el último.

Anuncios

6 comentarios el “O surdato ‘nammurato, de Aniello Califano y Enrico Cannio

  1. cloq dice:

    La traduzione a parer mio e cento volte più bella del testo originale e se te lo dico io… quindi bravo bravo. Poi ti ringrazio da parte di tutti quei napoletani che detestano questa canzone e ne detestano soprattutto l’interpretazione allegrotta e feliciona tanto superfciale. Infine ti lascio quì due link a due canzoni della mia terra a cui sono legatissima, pescando in quella tradizione a cui fai riferimento e non nella contemporanea.
    A mo’ di p.s. ti consiglio di vedere “Passione” di John Turturro: io l’ho amato moltissimo
    Un forte abbraccio.

  2. cloq dice:

    aah…danger refuso: è cento volte meglio

  3. capitel dice:

    Claudietta, grazie per le due canzoni, le ascolteró attentamente. Comunque non ne capisco un bel pezzo di minchia, pero cui se vuoi potresti perfettamente preparare una traduzione tua per questo mio modestissimo blog. Forse le parole non valgono tanto, ma penso potrai sempre trovare qualche espediente creativo per ottenere un risultato artistico accettabile. Anzi.

    Non ho capito cosa sia cento volte meglio…

    • cloq dice:

      la tua traduzione rispetto al testo dell’originale: quello era cento volte meglio.
      Scelgo una di quelle belle canzoni della vita mia con una famiglia canterina e azzeccosa e te la traduco, ma non so mica se son capace: magari io passo da Napoli a Italia e tu da Italia a Spagna.

  4. capitel dice:

    Ti voglio bene assaie… spettacolare!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s